¿Puede la dieta reducir los efectos de la contaminación del aire?