fumadores-ocasionales-muerte-prematura
El mito de fumar poco: Los fumadores ocasionales tienen hasta un 87% más de riesgo de morir prematuramente
14 diciembre, 2016
diamundialsintabaco dr jordi roig cutillas
El hábito de fumar mata 6 millones de personas al año.
31 mayo, 2017

El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco a revisión. ¿Qué se ha conseguido desde su aprobación?

El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco a revisión. Dr. Jordi Roig Cutillas

El tratado mundial para control del tabaco ha reducido las tasas de tabaquismo en su primera década, pero hace falta seguir trabajando.

A pesar del progreso mundial en la reducción del tabaquismo desde que el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (OMS-CMCT) entró en vigor en 2005, no todas las medidas clave de reducción de la demanda se han implementado al mismo ritmo, pero hacerlo podría reducir aún más el consumo de tabaco.

El tratado mundial para el control del tabaco ha incrementado la adopción de medidas destinadas a reducir el consumo del tabaco en todo el mundo, lo que ha llevado a una reducción del 2,5% en las tasas de tabaquismo mundial, según un estudio publicado en la revista The Lancet.

El tratado obliga a los 180 países firmantes a implementar fuertes políticas basadas en evidencia, incluyendo cinco medidas clave: incrementar los impuestos al tabaco, crear espacios públicos libres de humo, etiquetar las cajetillas con advertencias, prohibir la publicidad y apoyar a los servicios para dejar de fumar.

El estudio, realizado por un equipo de investigadores del Proyecto Internacional de Evaluación de Políticas para el Control del Tabaco, con sede en la Universidad de Waterloo en Canadá y la Organización Mundial de la Salud en Ginebra, señala que aunque los avances en la lucha contra la epidemia mundial de tabaco han sido sustanciales, este progreso ha sido inferior al que exige el tratado.

Uno de los autores, el Dr. Geoffrey Fong, de la Universidad de Waterloo, Canadá, explica: “El estudio proporciona una fuerte evidencia de que el Tratado ha llevado a un aumento significativo en la implementación de medidas para el control del tabaco. Además el estudio muestra que los objetivos del Convenio para la reducción del consumo de tabaco pueden lograrse mediante la adopción de medidas dirigidas a la reducción de la demanda al más alto nivel y una aplicación firme de estas medidas. El Convenio de la OMS ha tenido éxito en la reducción del consumo de tabaco en países que se comprometieron en disminuir sus tasas de tabaquismo, a un nivel mucho mayor que aquellos países que no lo hicieron”.

El estudio analiza los datos de la OMS de 126 países (116 firmantes del convenio y 10 países que no formaron parte), el seguimiento de la aplicación de las cinco principales medidas para la reducción de la demanda de 2007 a 2014 y l’estudi de la asociación entre el número de medidas plenamente aplicadas y las tasas de tabaquismo del país de 2005 a 2015.

Aquellos países que aplicaron plenamente las medidas experimentaron reducciones significativamente mayores en las tasas de tabaquismo. En general, cada medida adicional implementada al nivel más alto se asoció con una reducción de las tasas de tabaquismo de 1,57 puntos porcentuales, lo que corresponde a un 7,1% menos de fumadores en 2015, en relación con el número de fumadores en 2005.

En promedio, las tasas de tabaquismo en los 126 países bajaron de 24,7% en 2005 a 22,2% en 2015 – una reducción del 2,5%. Sin embargo, las tendencias variaron de un país a otro, con tasas de tabaquismo decrecientes en 90 países, aumentando en 24 y permaneciendo las mismas en 12 países.

Por ejemplo, entre 2007 y 2014, los países del norte de Europa y América del Sur implementaron un número significativo de políticas clave de reducción de la demanda y experimentaron grandes reducciones en la prevalencia del tabaquismo (7,1% y 6,8%, respectivamente) entre 2005 y 2015. La región africana introdujo muy pocas de estas políticas y experimentó incrementos en las tasas de tabaquismo (3,4% en África occidental, 12,6% en África central y 4,6% en África septentrional).

La medida más implementadas en 2014 fue la creación de lugares libres de humo (35 de 126 países implementaron la medida), la cual reduce enfermedades y muertes relacionadas con el tabaquismo, evitando de esta forma la existencia de fumadores pasivos a la vez que alentando a los fumadores a dejar de fumar. La medida menos implementada fue la prohibición de hacer publicidad (16 de 126), que ha demostrado reducir el número de personas que empiezan a fumar, especialmente entre los jóvenes.

En 2014, 20 países habían adoptado medidas de soporte a los servicios para dejar de fumar, 32 paises habían aplicado advertencias sanitarias en los paquetes de cigarrillos y 28 países habían aplicado altos impuestos al tabaco, la medida más eficaz para reducir el consumo de tabaco, especialmente en los países de ingresos bajos y medios donde los fumadores son más sensibles a los precios.

Desde la entrada en vigor del tratado, varios países han hecho avances espectaculares en sus esfuerzos por reducir el consumo del tabaco, como por ejemplo Panamá que introdujo una política completa de no fumar y una prohibición total de la publicidad, la promoción y el patrocinio y estableció un potente programa de ayuda para dejar de fumar. Nepal introdujo una prohibición completa de fumar y una prohibición completa de comercialización del tabaco y más recientemente introdujo las advertencias gráficas más grandes del mundo, tomando el 90% de la parte delantera y trasera de los paquetes, con fuertes imágenes de los daños causados por los cigarrillos.

“Si bien el progreso del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco ha sido notable, todavía hay muchos países en los que la implementación del tratado ha quedado corta”, explica el Dr. Fong. “Una causa importante de esto es la influencia de la industria tabacalera, particularmente en países de ingresos bajos y medios”.

Según la OMS, el consumo de tabaco causa casi seis millones de muertes al año en todo el mundo. También representa una enorme carga para la economía mundial a través de la asistencia sanitaria y la pérdida de costos de productividad de más de 1.000 millones de dólares cada año.

Más información sobre el Convenio: http://www.who.int/fctc/text_download/es/

Artículo de la revista Lancet: Implementation of key demand-reduction measures of the WHO Framework Convention on Tobacco Control and change in smoking prevalence in 126 countries: an association study.

Dr. Jordi Roig Cutillas
Dr. Jordi Roig Cutillas
El Doctor y Neumólogo Jordi Roig Cutilas es licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor Cum Laude por la Universidad de Barcelona. Formado como Especialista en Neumología en el Hospital del Valle de Hebrón. Autor de más 100 publicaciones en prestigiosas revistas internacionales y de varios capítulos de libros. Investigador principal de varios ensayos clínicos internacionales. Gold Member del European Respiratory Society, Fellow del American College of Chest Physicians y miembro del grupo Colleman. Ha sido Presidente del Comité Científico y de Investigación de la SEPAR, Miembro de la Comisión Técnica de Evaluación de Enfermedades Respiratorias del FIS, entre otros.